La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Mercadona.

Anda por las redes sociales un mensaje que como todo lo que discurre por la red, hay que poner en cuarentena preventiva. Vaya usted a saber de dónde procede y cuál es su veracidad.

Sostiene la noticia que Mercadona quiere prohibir que sus clientes usen las bolsas de plástico con su logo para depositar la basura en los contenedores. Se supone que porque denigra el logo que figura en dichas bolsas.

Entiendo que tal uso tampoco se puede considerar denigrante. Es algo que muestra el civismo de los clientes de la cadena valenciana y que da un uso útil a esas bolsas.

Dice, todo ello según la noticia, que esas bolsas son para ser reutilizadas en futuras compras. Pero, claro, a menudo se da el paradójico caso de que esas bolsas se utilizan en las cadenas rivales, que a la hora de la compra semanal, el cliente no entiende de fidelidades.

También pudiera ser que lo que ande promoviendo Mercadona es la venta de bolsas de basura que se quedan en los estantes si la gente usa las bolsas de la compra.

Resulta que esas bolsas, las del logo, el cliente las tiene que pagar, y por tanto pasan a ser de su propiedad, y por usarlas para ese menester no se puede considerar un afán de menosprecio hacia la marca. Por lo tanto, lo más que se me ocurre es que Mercadona siga vendiendo esas bolsas, pero sin el logo. Así no figuraría tirado por la basura, y se ahorraría la impresión. Que algo les costará.

domingo, 12 de noviembre de 2017

La 2.

Puedo decir y digo, que cuando, ayer, viendo el Canal 24 horas de RTVE, leí en los banners que van discurriendo en la parte inferior de la pantalla, que el socialista Miquel Iceta había dicho que la comunita (que digo yo que así habrá que llamar a los militantes de Barcelona en Comú) entre Barcelona y la Independencia escogía la 2, lo primero que pensé en este festival de al ambigüedad, la confusión y del despropósito, era que Colau,

la alcaldesa de la muy honorable ciudad de Barcelona, había expresado que entre la ciudad que regía y la independencia de la comunidad autónoma en la que habitaba, prefería ponerse a ver los documentales de la 2.

Al fin y al cabo no deja de ser un recurso muy habitual para dárselas de culto, leído y cultivado siempre y cuando a continuación nadie te pregunte cuál de los programas de la 2 son tus preferidos. Aunque siempre queda el recurso de decir que los documentales, sobre todo los de leones comiéndose indefectiblemente a la gacela.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Waterloo catalan.

Cuando escribo esto, el ínclito Puigdemont, aquel cuyo nombre los nacionalistas decían que los catalanes no íbamos a poder pronunciar y que hemos aprendido tras pronunciarlo constantemente, ha sido puesto en libertad. 

No se sabe cómo acabarán sus andanzas, aunque todo parece que tras la marejada vendrá la calma chicha, y que el Napoleón ameriense aún tendrá que estarse una buena temporada fuera de la península, y es que tras el desaguisado que provocó, parece que nada salirle a derechas al ex-alcalde de Gerona.

Tal y como van las cosas, parece que el ex-honorable se fue a Bélgica buscando la complicidad flamenca y se va a encontrar con su Waterloo, que anda cerca de Bruselas.

Mientras tanto parece que se desvanece su sueño de una lista única. ERC, CUP y demás abanderados del independentismo no parecen haber picado el señuelo, y el gerundés puede ser desechado tras verificarse que su tiempo ha pasado. No descartaría que hasta en su propio partido decidan prescindir de el, pedirle que siga de zascandil por tierras extranjeras y hasta volver a cambiar el nombre al partido para ir borrando el rastro. Es algo que han debido aprender del baile de siglas de los batasunos a lo largo del tiempo. 

Mientras tanto estoy seguro que el bueno de Carles no dejará de repetirse: ¿Por qué saldría yo de Girona?

sábado, 28 de octubre de 2017

Nada que celebrar.

Antes que nada hacer saber que no tengo la más mínima intención de celebrar Halloween ni nada que se le parezca.

Para mí es un festejo donde no se me ha perdido nada y en la que de unos años a esta parte muchos empresarios han visto un filón más.

Sé que en cuestión de horas las redes se llenarán de mensajes abominando de esta fiesta, tachándola de foránea, pagana y extranjerizante.

Sin embargo ayer leí unos datos que me llevaron a pensar.
Por ejemplo, son muchos que la costumbre de adornar las afueras de las casas con calabazas vacías en las que se han introducido velas, es de origen celta. Difícil, puesto que de la calabaza nada se sabía hasta que América fue descubierta. Mal lo iban a tener los celtas.

Muchos (yo incluido) se negarán a dar dulces a los niños que vayan puerta por puerta pidiéndolos, pero en el siglo XI ya era costumbre que fueran pidiendo “tortas de alma”, una especie de panes dulces, si se les entregaban rezaban por las almas de los difuntos de aquella casa. Un chantaje en toda la regla.

Y si hablamos del negocio que suponen para bares, tiendas de disfraces y establecimientos de repostería, que alguien se pase por la puerta de un cementerio preguntando por el precio de un ramo de flores de lo más normalito.

Ahora, espero que a nadie le dé por mezclar ambas tradiciones. Visitar un cementerio a última hora de la tarde disfrazado de cadáver puede ser de los más contraproducente.

domingo, 22 de octubre de 2017

El hundimiento.

Malas, pero que muy malas deben ser las perspectivas electorales de Puigdemont.

Dice el refrán que al enemigo, puente de plata. Dentro del agobio que debe sufrir el expresidente catalán, ubicado entre extremistas cupaires y constitucionalistas (eso por no hablar de un aliado tan peligroso como Junqueras), la salida de unas elecciones anticipadas no dejan de ser un alivio, que permitiría volver a colocar las piezas en el tablero.

Pero las encuestas parecen indicar un bajonazo de PP y PSC, subidón de Cs, hundimiento de PODEMOS y sus respectivas marcas, y un indudable estrellamiento del PDCAT y recuperación de ERC.

Vamos, que las perspectivas del exalcalde de Gerona no son nada buenos. Y parece que está optando por la huida hacia delante, caiga quien caiga. Bueno, eso no, porque a su familia (y supongo que los ahorros también) los ha puesto a buen recaudo.

Dentro de esta locura, ya sólo le queda una más: Que el gobierno convoque las elecciones autonómicas y que los partidos independentistas no se presenten.

domingo, 15 de octubre de 2017

El tractor.

Recorriendo este domingo la A3, a la altura de La Mancha, uno puede ver extensos sembrados que se extienden hasta el horizonte. Siendo por la tarde, se puede contemplar como se hallan desprovistos de actividad alguna. Se entiende que sus trabajadores, que no deben ser muchos, se encuentran en sus respectivos pueblos descansando o dedicados a otras actividades.

Al fin y al cabo también la tecnología ha venido en ayuda del trabajador agrícola, aligerando muchas de sus penosas tareas, haciéndolas más fáciles, más eficaces aunque también haciendo que se necesite menos personal, como en todo lo que toca el progreso industrial.

Pero supongo que en esta época del año, en que tras la cosecha tan sólo queda arar una vez tras otra los campos vacíos, los domingos podían quedar también descansando.

Pero a mitad de camino me encuentro con un tractor solitario arando. Me pregunto qué habrá motivado a ese esforzado agricultor a ponerse un domingo a las seis de la tarde al mando de su monstruo mecánico: ¿un adicto al trabajo también en el ámbito rural, un asalariado al que su patrón exige su sudor hasta en festivo, un ateo militante que se pasa por el forro el precepto de dedicar un día al Señor?

Casualmente, en ese momento surge en la carretera un área de servicio, área que se encuentra a unos centenares de metros del arador solitario. Me planteo hasta acercarme a él para poder saciar mi curiosidad. Aunque, a saber cómo se puede tomar que alguien venga de fuera a hacer preguntas indiscretas.

Y cuando estoy saliendo del vehículo, mis dudas quedan resueltas y satisfechas. Me doy cuenta de que el agricultor en la cabina lleva a dos chiquillos que se lo están pasando genial con un paseo inusitado en esa máquina, así que la actividad que están llevando a cabo, veo de paso que el recorrido que hacen por el campo es de lo más anárquico, se conceptúa entre descanso dominical y ocio. Nada de adición al trabajo de momento, aunque los jovenzuelos, como se descuiden, en nada se verán obligados a ayudar con el tractor, aunque parece que lo harían encantados.

domingo, 8 de octubre de 2017

No hay mal que por bien no venga.

"No hay mal que por bien no venga", aquella frase, que se atribuye a Franco cuando supo de la muerte de Carrero Blanco, bien la podía haber proferido Oriol Junqueras o Puigdemont cuando supieran de las masas que se habían apropiado de las calles de Barcelona reclamando la No independencia del territorio catalán.

Con Bancos, grandes empresas y todas aquellas pequeñas que no salen en las noticias, saliendo al galope de las cuatro provincias, alguna compensación les tenía que llegar a los que han provocado el desaguisado.

Al margen de esa huida, que hace frotarse las manos a los directores de agencias bancarias ubicadas en Huesca y Alicante cerca de los límites con Cataluña, también se ha producido un descenso brutal de las reservas hoteleras, con el consiguiente descalabro de la hostelería, comercio y demás servicios.

Pero al menos este domingo los devaneos independentistas han logrado llevar a Barcelona un millón, más o menos, de personas que, si bien van a ser pocos los que se alojen, se dejarán sus dineros comiendo, bebiendo, comprando algún que otro recuerdo de la jornada. Algo remozará las cifras hosteleras.

Claro está, eso en el caso de que el dueño del bar o tienda de turno, haya tenido la previsible perspicacia de retirar todo tipo de estelada o similar, en el caso de haberla colocado a principios de mes.

A los que seguro que no les ha pillado a contrapié el asunto es a los dueños de bazares chinos o paquistaníes, que rápidamente han pasado de vender esteladas a vender rojigualdas. El negocio es el negocio, y que ahora están atentos mirando como va el asunto político para ver qué eventos se asoman en el horizonte. Los demás estamos en ello también.