La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

domingo, 10 de septiembre de 2017

El cambio que viene.

No me puedo considerar anti Trump. Es evidente que tiene sus errores, defectos, manías y tics, y afirmo que con toda seguridad con Hillary ahora el mundo sería un mundo peor, pero ello no es óbice para que el empresario haga algo por mejorar, al fin y al cabo todo es mejorable.

Sigue empeñado en negar el cambio climático, y la Naturaleza, esa mala perdedora, se complace en desmentirle día a día: Cuando no es un incendio californiano, es la sequía -esa no puede ser provocada-, inundaciones descomunales o huracanes devastadores. Puede dudarse la influencia de la mano del hombre en ese cambio, pero las consecuencias, sea quien sea el autor, están ahí.

Tal vez el cambio se dé porque el clima nunca ha estado estable y ahora toca un cambio brusco, pero algo hay que hacer para paliar las consecuencias.

Trump tiene más mano para influir en la industria nacional para que afloje el pulso, aunque es difícil hacerlo cuando ya está de por sí algo débil y parece que si pisa el freno China y la Indía se disponen a acelerar. Y es que sucede igual que pasaba durante la Guerra Fría, los progres de entonces sólo pedían el desarme de un bando.

Y luego queda lo que podamos hacer cada uno dentro de nuestras posibilidades. Hace poco en el trabajo, un compañero hablaba del cambio climático y la culpabilidad del presidente useño, mientras se secaba las manos con un folio inmaculadamente blanco, recién sacado de fotocopiadora. Para matarnos.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Alianza.

No creo que lo que voy a escribir no se le haya ocurrido antes a Kim Jung-un, el líder norcoreano. Tampoco necesita quien le sugiera maldades,  y por otra parte, no hay mas que ver los vídeos que se le graban para ver que ya se rodea de una buena cohorte de aduladores, asesores y aplaudidores para que a alguno se le ocurra lo que he barruntado.

A decir de los expertos, el problema del "Amado" líder, es que sus explotados ingenieros no dan con la tecnología necesaria para montar las bombas H, termonucleares y lo que vaya saliendo después, para llegar hasta territorio estadounidense. Hasta ahora lo más que podría llegar, a decir de los expertos, es hasta la isla de Guam, tal vez a Alaska y con toda seguridad a Corea del Sur y Japón. A continuación llegaría la hecatombe, algo que no parece alterar el pulso al gordito sátrapa.

Pero tal vez a los norcoreanos les bastaría buscarse como aliados eventuales a los iraníes. Hoy en día con la Deep Web podrían sostener una prolongada charla donde los coreanos propusieran a los persas instalar una base más o menos secreta en Irán. Ganarían el acercarse unos cuantos kilómetros a sus objetivos. Lograrían aprovecharse de los avances que tienen los iraníes en cuanto a misiles, y a su vez los de Teherán podrían conseguir su ansiada tecnología nuclear.

Esperemos por el bien de todos que tan infausta alianza no se produzca porque a Israel no le iba a temblar mucho el pulso (el destino de Japón y Corea del Sur no creo que se halle entre sus desvelos) y Trump todavía no ha demostrado mucho temple a la hora de tomar decisiones drásticas y sin marcha atrás)

Supongo que por ahora la única opción de Trump es convencer a Pekín de que convenza a Pyongyang que se corte un pelo y se dedique a cultivar más arroz y menos ojivas.

lunes, 28 de agosto de 2017

No fumar.

Jamás he fumado y más bien he sido un furibundo antitabaquista. A menudo he fustigado y fustigo a todo aquel que le da por encender un cigarro en mi entorno. Ello me ha provocado quejas y lamentos de aquellos que han sufrido mi santa ira.

Por ello, a veces he pensado si no estaba llevando demasiado lejos en mi indignación, pero una noticia que he leído recientemente me ha llevado a la conclusión de que he sido muy, pero que muy moderado.

En la occidental y liberal Francia, una mujer sintió el apremiante deseo de echarse unas caladas, y tan urgente debió ser su necesidad de alivio, que no espero a salir a la calle, sino que decidió esconderse en un habitáculo del lugar donde se encontraba y encender un cigarrillo.

Sus problemas comenzaron cuando fue descubierta por un hombre y reprendida por fumar ahí, y es que lugar donde se hallaba era nada menos que la mezquita de Lyon.

Ella pidió disculpas, apagó el cigarro y el hombre se alejó. Pero en unos minutos el hombre pensó que había pecado de lasitud a la hora de regañar a la fumadora, así que volvió sobre sus pasos y trató de estrangular a la mujer, que tras un forcejeo se libró por los pelos, huyó de la mezquita, y suponemos que una vez en la calle se echaría unas caladas para tranquilizarse.

Eso es combatir el tabaquismo por las bravas y lo demás tonterías.

domingo, 20 de agosto de 2017

Ana.

Después de lo que he visto hoy en el Metro de Madrid, sospecho que en poco tiempo tendremos un resurgir imponente del movimiento neonazi. Al menos en Madrid.

Entre toda la parafernalia publicitaria que adorna la estaciones, hay pantallas de vídeo donde se van sucediendo mensajes publicitarios, consejos útiles, noticias de todo tipo y, a veces, frases aleccionadoras.

Hoy se ha debido producir una avería en el sistema, y una de esas frases ha comenzado a repetirse constantemente. No es que se haya quedado fija, sino que aparecía, y desaparecía de forma machacona. Una y otra vez, y los viajeros, miles a esas horas, mirando hipnóticamente las pantallas.

La frase era de Ana Frank y decía: Piensa en toda la belleza que aún hay a tu alrededor y serás feliz.

 Una vez, vale, está bien, pero cuando has madrugado para trabajar, es lunes de agosto y muchos de tus compañeros están plácidamente de vacaciones, es algo que no se puede perdonar, y muchos de estos esforzados trabajadores ya miraban de forma aviesa y asesina a las pantallas repetidoras, odiando la frase, al monitor y a Ana Frank. Es comprensible.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Y viendo lo que ocurre en toda España, en prácticamente todo Portugal y buena parte de todo el sur de Francia. ¿Todavía hay quien se pregunte el origen de los incendios de procedencia desconocida que a diario surgen en estas ubicaciones?

Tampoco hay que ser muy botarates para ver que los nostálgicos del desierto, de la deforestación total y del calor extremo andan detrás?

Ya vale de la dictadura de lo políticamente correcto...

martes, 25 de julio de 2017

Santiago matamoros.

He estado unos días en un pueblo serrano donde el año pasado se sometió a refrendo popular el celebrar festejos taurinos o no. El personal pasó ampliamente y los antitaurinos se llevaron el triunfo. Los procorridas reaccionaron, pero tarde y con descoordinación. No hubo toros ni encierro.

Este año ha persistido a prohibición. Se ve que el equipo gobernante y que se opuso al veto, ha visto que la supresión le viene bien a las mermadas arcas municipales.

Recuerdo que el año pasado la hostelería vio con buenos ojos la prohibición, porque eran muchos los jóvenes que dejaban de trasegar pronto para estar en condiciones de correr. Se llevaba a rajatabla eso de no dejar de correr a los beodos.

Pero este año se han dado cuenta de que hay algo que no marcha. Los jóvenes dejan de beber pronto porque se marchan a otros pueblos vecinos donde sí hay encierros y corridas. Y a la vez, por las mañanas no vienen gentes de otros pueblos con festejos en otras fechas o sin toros.

Ahora corre la alarma, pero los antitaurinos se han hecho fuertes, y la alcaldía ve que se ahorra los dineros y la mala fama se la echan otros encima. No le ha salido mal la jugada. Veremos qué postura adopta si alguien sugiere volver acudir a las urnas.

Tal vez haya que volver porque en la plaza del pueblo cada vez se ve más chilabas y pañuelos, y las fiestas son en honor de Santiago matamoros.