La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Esclavos.

A ver si alguien sabe cómo hacerse con las actas de la Conferencia Mundial contra el Racismo de Durban en 2.001.

Durante las intervenciones de los representantes africanos, se pedían reparaciones tanto morales como financieras (las primeras al final se traducían en las segundas).

Unos pedían a los países esclavizadores ayudas al desarrollo, otros que se les condonara la deuda y había quienes pedían ambos modos.

Como suele suceder con este tipo de encuentros, todo se tradujo en una declaración de buenas intenciones y un despedirse hasta que nos volvamos a ver.

Pero me encantaría leer (o si puede ser, ver el video) el momento en que un representante de los yoruba de Nigeria reclamaron compensaciones a los Fon, también de Nigeria, que en el pasado (y en algunos casos, en la actualidad) esclavizaron, masacraron y expoliaron a los primeros.

Me encantaría ver alguna que otra cara de estupor.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Descifrando.

Qué tiempos aquellos cuando en las empresas estaba el jefe, el encargado, los oficiales (de primera y de segunda), los empleados y los aprendices.

Ahora las denominaciones son de todo tipo (aunque los salarios tampoco es que hayan cambiado mucho) Ahora miras un currículo y ves toda una retahíla de cargos desempeñados, pero en verdad no llegas a saber qué ha hecho esa persona en ese puesto.

Y para hacerlo más indescifrable aún la mayoría de puestos y funciones tienen la denominación en inglés, con lo cual la confusión llega al máximo.

Véanse dos ejemplos: Existe el Empowerment, que sonaría a algo bueno por aquello de "power", pero en realidad se trata de la delegación de responsabilidades dentro de la empresa, con lo cual es bueno para el currito si es que delega y malo si es el que asume el marrón, porque seguramente será algo que no se compense económicamente.

También anda por ahí el Intrapreneuship, que viene a ser la asunción de riesgos de riesgos dentro del negocio interno de las empresas. O sea, algo que también es malo, o sea, el cabeza de turco si las cosas vienen mal dadas.

Tampoco sería tan difícil colocar entre paréntesis la definición de cada puesto y función. Seguramente que exista dentro de las grandes empresas el especialista en descifrar en qué consiste cada cosas. Debe estar muy valorado.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Arrimando el hombro.

Acaba de decir la inefable Carmen Calvo que para solucionar el problema catalán todos los partidos implicados deben arrimar el hombro.

El problema es saber hacia dónde deben encaminar ese esfuerzo que se les pide. Bien sabido es que en el juego del soga-tira, todos arriman el hombro a base de bien, se dejan sudor, llagas y sufrimiento en unos pocos segundos, pero todo ello lleva a unos momentos de incertidumbre donde ninguno gana y sólo los que más tiran se llevan el premio.

No creo que esa petición vaya a arreglar nada, aunque me lleva a pensar que tal vez el subconsciente haya traicionado a la vicepresidenta, y haya utilizado a emplear el verbo arrimar pensando en Inés Arrimadas, la candidata del partido más votado en las últimas elecciones en Cataluña. Que lo piense.

lunes, 20 de agosto de 2018

¡Idiotas!

Tras la reunión en Múnich en 1.938, en la que se reunieron Hitler, Chamberlain y Daladier, con Mussolini como organizador. Todos volvieron a sus casas.

Allí se decidió el futuro inmediato de los Sudetes en Checoslovaquia (sin ningún checoeslovaco presente), y al parecer la mayoría aceptó que se había evitado la guerra. Fue algo así como una Alianza de las Civilizaciones del momento.

Tras ello Hitler volvió triunfante y dando órdenes para que al día siguiente sus tropas entraran en los Sudetes, Mussolini con el prestigio de su recién adquirida relevancia internacional, Chamberlain saludado en Gran Bretaña como el que había evitado la guerra, pero Daladier, más perspicaz, al salir del avión, y ver una multitud que le vitoreaba, murmuró entre dientes: "Les cons!", que se podría traducir por un contundente "¡Idiotas!

El tiempo le daría la razón, él lo vería por ser el más longevo de los reunidos, y ha sido el único al que no ha llegado la ignominia y el descrédito, además de ser tres veces jefe de gobierno y quince ministro. Casi nada.

Dio el visto bueno a los acuerdos de Múnich con reticencias, pero al parecer no le quedaba otra.

lunes, 13 de agosto de 2018

Perspectiva.

Un granjero tejano estaba aconsejando a un granjero alemán, al cual le preguntó sobre el tamaño de su propiedad. Éste respondió: "Casi 255 hectáreas".
Cuando el alemán le preguntó al tejano cuánto medía su rancho, éste le explicó que, si subía a su camioneta al amanecer y conducía hasta que anocheciera, todavía estaría dentro de sus tierras.
Sin querer parecer menos, el granjero alemán dijo: "¡Yo solía tener una camioneta vieja como esa!".

lunes, 6 de agosto de 2018

Pobre ilota.

Geniales aquellos griegos antiguos combinando religión, argucia legal y economía.

En Esparta no estaba bien visto aquello de trabajar, así que tenían cultivando el campo a los ilotas en régimen prácticamente de esclavitud, así que los espartanos se podían dedicar a la guerra y los ilotas les iban llenando el granero.

Lo malo es que la proporción era de quince ilotas por cada ciudadano espartano. Convenía hacerles un escarmiento de vez en cuando para mostrarles que podía pasarles si algún llegaban a rebelarse.

El problema es que los sacerdotes decían que era impío y pecaminoso asesinar así por las buenas a un ilota, que era un asesinato.

Pero alguien, para desgracia de los ilotas, se dio cuenta de que en cambio los dioses sí permitían hacer la guerra, tanto defensiva como ofensiva, así que ahí obtuvieron la solución: Con toda la tranquilidad del mundo y con la conciencia tranquila, declaraban anualmente la guerra a los ilotas, a los que masacraban con total impunidad, les metían en cintura y tras la desigual guerra cada uno volvía a sus funciones.

lunes, 30 de julio de 2018

Juego de lápidas.

Y nos quejamos por acá de los desbarres de la mal llamada Memoria histórica...

Al parecer por otras partes tampoco se andan quietos con el asunto. En Colombia andan con aquello de la reconciliación tras años y años de conflicto armado. En medio de ese proceso, un grupo de católicos colombianos ha tenido a bien dirigir a la Conferencia Episcopal de Colombia un escrito para solicitar que la iglesia católica pida perdón a los movimientos políticos liberales y comunistas por haber contribuido a la "persecución, estigmatización y exterminio de muchos de sus militantes."

Creo que de paso ya podían haber pedido perdón por la violencia ejercida por el Ejército de Liberación Nacional, que, dicho sea de paso, estuvo comandado por el cura español Manuel Pérez Martínez. Pero no, de ese no se acuerdan.

En cambio de lo que sí se han acordado es de incluir entre las peticiones la retirada de los restos mortales del conquistador Gonzalo Jiménez Quesada, que descansan en la Catedral Primada en Bogotá, cuya presencia al parecer incordia los rezos de algunos cristianos bogotanos.

Es de suponer que los peticionarios estarían encantados de sustituir esos restos por los del guerrillero muerto hace años.