La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

martes, 16 de agosto de 2011

Dummies.

Durante lo más recio de la Guerra Fría, el dictador comunista Enver Hoxa tuvo a bien construir miles de refugios antiatómicos por toda Albania.
Pese a lo empobrecida que era la situación económica del país, algo se puede comprender tan costoso empeño, ya que en algunos momentos la pequeña república se hallaba enfrentada a muerte con Estados Unidos, Rusia, China e incluso la vecina Yugoslavia.
Hoy en día tales refugios siguen intactos después de que ninguno de sus enemigos se dignase en lanzar ni un mísero misil sobre Albania, y dichas construcciones son hoy empleadas con profusión por mendigos y parejas de novios sin posibles.
En cierta ocasión Enver Hoxa dudó de la resistencia de un refugio recién construido, y no tuvo mejor ocurrencia que meter dentro al ingeniero que lo había diseñado y bombardear a continuación la edificación.
No se sabe si es que la munición albanesa no daba para más o es que el ingeniero era competente, pero al parecer salió de la prueba indemne aunque es de suponer que con un tembleque impresionante.
Todos los que tenemos dotados con air-bag en nuestros autos siempre tenemos la duda instalada en el cuerpo acerca de su efectividad o funcionamiento, ya que al parecer la única manera de activarlo es haciendo que nuestro automóvil sufra un fuerte impacto. Y es de suponer que la inmensa mayoría no estamos por la labor.
No estaría de más dar algún descanso a los sacrificados dummies y hacer que alguno de los ingenieros que diseñan esos air-bag probaran ellos mismos su efectividad.  Y si esa primera medida se llevara a cabo. ¡Serían tantos los ámbitos donde se podría hacer lo mismo! Más de uno se relamerá ideando sugerencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada