La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

domingo, 15 de marzo de 2015

Minuto de silencio.

Poco antes del comienzo del partido entre el Real Madrid y el Levante se pide al público que se guarde un minuto de silencio por la reciente muerte del portero  Betancourt, que jugó en el Real Madrid, Las Palmas y Deportivo.
 
Pita el árbitro el comienzo del minuto de silencio, que tan sólo se ve alterado por una melodía emitida por los altavoces, lo cual hace que aquello de silencio tenga bien poco.
 
Pero no basta con eso, porque aun cuando hay espectadores que no han tenido tiempo de ponerse de pie para guardar ese minuto, el árbitro pitaba el final del homenaje. Espero que ningún familiar del finado estuviera viendo el partido.
 
Me pregunto qué sucederá en Inglaterra, donde la costumbre no es guardar un minuto de silencio, sino dos. Qué quebraderos de cabeza causarán a las emisoras esos dos minutos, aunque habría que saber si son íntegros o no. Me refiero a los minutos, que los directivos de las cadenas ya se presupone que no lo son.
 
Lo curioso de este tipo de homenaje es que es algo reciente, tan sólo de 1.919 como recuerdo a las víctimas de la I Guerra Mundial. Y estoy seguro que empezaría sin acompañamiento musical, que lo próximo será cheerleaders danzando lentamente al ritmo de la melodía.

2 comentarios:

  1. Como tantas otras manifestaciones de duelo que nacieron para expresar un reconocimiento sentido, se han ido falseando hasta convertirse en una charlotada.
    Yo, desde que se comenzó a aplaudir en los entierros al paso del féretro (que te crea la duda de si aplauden a la memoria del finado o se alegran de que haya muerto), ya no creo en estas farsas.

    ResponderEliminar