La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

martes, 23 de noviembre de 2010

Condenas.

Lo comenté en un post anterior y es que no falla. Cargo que asume Trinidad Jiménez y ámbito en el que se monta algún follón.

Ahora Corea del Norte ha bombardeado una isla surcoreana habitada. Al menos hay un muerto, población civil huyendo y edificios en llamas.

Ahora habrá que esperar por donde sale la progresía nacional. Tampoco lo podrán condenar porque es uno de los últimos rescoldos stalinistas que quedan en este convulso mundo, tampoco lo temerán porque tras mirar en el Atlas que les regaló El País, verán que aquello está más que lejos. Eso sí, por último suspirarán cuando vean que por allá no tienen nada que ver los islámicos y no hay nada que les pueda ofender a ellos, tan suceptibles ellos.

Insto a los periodistas españoles a lograr cuanto antes a entrevistar al catalán ese que es un alto cargo del gobierno norcoreano y lleva todas las relaciones exteriores (tan escasas ellas) del hermético país asiático.

Pero presumo que Izquierda Unida y similares estarán esperando a la respuesta del agredido y de su aliado, EE.UU., para poder condenar a gusto, con contundencia y sin paliativos la supuesta escalada violenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada