La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Malas compañías.


Dice la Biblia que "No os dejéis engañar: las malas compañías corrompen las buenas costumbres." 1ª Corintios 15:33, así que a partir de ahora podré denunciar a las autoridades municipales y regionales competentes por atentar contra mi libertad religiosa y derecho a llevar una vida honrada.

Y es que por culpa de ellas tengo que convivir cada dia con delincuentes por unas horas. Y es algo que sucede con cualquiera que vive en una ciudad más o menos grande, y que por falta de peculio se vea obligado a desplazarse en cualquier tipo de transporte público en vez de un cómodo taxi.

Que sepa todo aquel que cada día se dirija al trabajo en metro, autobús, tranvía, trolebús, incluso barco o avión, que lo más probable es que se esté rodeando de delincuentes, con grave perjuicio de su conciencia y riesgo patente para sus pertenencias o incluso su integridad física.

Y me baso en lo que ha sucedido en Caracas. Allá un grupo de usuarios del metro, hartos de los parones y mal servicio, comenzaron el viernes a quejarse a voz en grito del pésimo servicio que estaban recibiendo pese a haber pagado sus billetes.

En pocos minutos, merced a algún chivatazo, la policía irrumpió en el vagón y se llevó detenidas a las 35 personas que intentaban llegar a sus trabajos. A continuación fueron metidos en la cárcel acusados de saboteadores (al menos a estos no les añadió el epíteto de "capitalistas" al ir en metro)

Pues bien, hasta el mediodía del domingo no han sido liberados. No se espera que se vayan a quejar de las condiciones en que se hallaba su celda. ¡Cualquiera lo hace!

Espero que los encargados del transporte de aquí no se hayan enterado de la noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada