La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

martes, 21 de diciembre de 2010

Poligamia.

Uno pensaba que era cuestión de tiempo que algún país de Europa se planteara legalizar la poligamia debido a la inmigración musulmana.

Realmente si uno se pone en la piel de un creyente islámico que propugne el poder casarse con dos o más mujeres, sentiría perplejidad si viera que el país al que he emigrado permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y en cambio me prohibe contraerlo con varias mujeres.

Pero no, la sorpresa ha llegado en la remota Canadá, a la que no suponemos con mucha población de origen musulmán. Al parecer allí, en la provincia de la Columbia británica, existen diversas comunidades mormonas que mantienen la costumbre de la poligamia. Estas comunidades se han escindido de la iglesia mormona principal, y entre otras disquisiciones teológicas sostienen que cada hombre ha de casarse al menos con tres mujeres para poder llegar al cielo. Casi nada. El líder del grupo cuenta con veinte mujeres, supongo que será para asegurarse un mejor lugar en el Cielo.

Los implicados no pasan de las 1.200 almas, pero si se aprueba la ley, ¿qué impedirá que otros canadienses pidan el mismo derecho? Y una vez introducido ese caballo de Troya en el mundo occidental, ya estaría todo hecho.

Recuerdo que hace años la televisión iraní emitió un documental donde afirmaba que la multitud que se congregaba en el santuario de Fátima, lo hacía en honor de la hija de Mahoma, con el mismo nombre, así que en cuanto se entere de lo que puede suceder hará cuantas elucubraciones se permitan las calenturientas mentes de sus programadores.

La perplejidad ahora es nuestra sintiéndonos como el que está en un trinchera mirando enfrente, y de repente se da cuenta que el enemigo aparece por la retaguardia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada