La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

jueves, 26 de mayo de 2011

Huevos con pedigrí.

El otro día leí acerca del significado de ese código que llevan inscritos los huevos (los que se meten en la nevera) Al parecer tiene un significado de lo más curioso.

Al parecer de todos esos números y letras lo más importante es el primer número.

Si dicha cifra es un 3, significa que la gallina que ha puesto el huevo, está ubicada en  un habitáculo del tamaño aproximado de un folio, donde se la suele cortar el pico porque debido al strees suelen atacar a la que tienen al lado separada por unos finos barrotes. Con luz las 24 horas del día para que no deje de poner en ningún momento. Nos encontraríamos con el huevo fruto de una gallina stajanovista contra su voluntad.

Si el número que hallamos es un 2, la situación para el ave es un poco mejor. No se halla en una celda pero sí en un área densamente poblada. Con hasta doce gallinas por metro cuadrado. También se las suele cortar el pico y a menudo hay algún ejemplar que muere por asfixia. Al ave no le queda más remedio que trabajar, en malas condiciones pero pensando en aquello de "¡Virgencita, que me quede como estoy!" cuando ve el estado de las anteriores.

En cambio si el número impreso es un 1, entonces el huevo proviene de una gallina campera, que puede salir al exterior y deambular con gran libertad y sosiego. Vamos, que sólo trabaja cuando le apetece. Ponen el huevo cuando les place, con estilo y donde cae. Un chollo como hay pocos.

Y si el dígito es un 0, tenemos en la mano un huevo que viene de un huerto ecológico. Se pueden mover con total libertad, y su alimentación proviene en al menos un 80% de la agricultura ecológica. No reciben antibióticos ni medicamentos para mejorar su producción. Son animales que se encuentran con unas condiciones que no hallarían sus hermanas ni aunque no hubieran sido domesticadas por el hombre. Serían las gallinas políticas y miembros del Comité de Empresa de la granja. Son las privilegiadas de las privilegiadas. Eso sí sus huevos, si es que se dignan en ponerlos, son de lo más caro del mercado.

Viendo lo anterior, me pregunto que sucedería si cada producto que halláramos en los comercios constara de un código similar. Mediante dicho código podríamos saber las condiciones de trabajo de los que elaboraron el producto.

Supongo que un todo a 100, apenas habría mercancía en la que no constara un 3 desolador, mientras que en las fábricas y comercios nacionales el número oscilaría entre el 2 y el 1 en función de si los trabajadores cobran en su momento, disponen de luz natural, tienen suficientes horas de descanso, aire en condiciones, etc.

Cuando he pensado en cual podría ser el producto paradigmático del 0, sólo se me ocurre el Boletín Oficial del Estado y sus correlativos autonómicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada