La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

jueves, 21 de octubre de 2010

Caso justificado.

Ahora mismo he visto en el canal del gobierno, ese que sólo ha suprimido un tipo de publicidad, la toma de posesión de las "jóvenes" promesas del gobierno.

Y las llamo promesas porque veo que todas ellas han prometido sus cargos ante el rey. Ni un sólo juramento. Así que pienso que en esos momentos el crucifijo dorado que colocan junto a la constitución pensará qué pinta él ahí.

Y aunque uno se opone a la retirada de crucifijos en espacios públicos o privados, en este caso creo que estaría más que justificado que el crucifijo fuera retirado y dedicado a mejores menesteres. Ya volverá algún ministro que prefiera jurar su cargo antes que prometerlo.

Claro, que también quedaría la opción de retirar al gobierno y dejar el crucifijo donde está, que al fin y al cabo lleva más tiempo ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada