La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Chinos.

Qué hijos más raros da el socialismo real.

Da igual la ciudad española por la que pasees, que sea el barrio que sea, rico o pobre, vas a encontrar en cada calle un establecimiento regentado por ciudadanos chinos.

Últimamente han variado su oferta, pero principalmente se trata de restaurantes, todos a 100, tiendas de ropa y tiendas de alimentación.

En estos últimos aparte de alimentos y bebidas suelen vender chuches y cromos de todo tipo. Y en el que se ubica a lado de mi portal he podido contemplar una jugada que nos puede hacer echarnos a temblar cuando China se convierta en la potencia capitalista que está a punto de ser.

Como todos los años ha salido una nueva colección de cromos de la liga de fútbol. En cualquier sitio: tiendas, quioscos, etc se podían adquirir a 0.50€.
Pero los chinos los empezaron a vender a 0.60€ ya que jugaban con la ventaja de que el padre que no sabía donde encontrarlos cuando el nene se encaprichaba un domingo por la tarde o a partir de las 21:00 horas de cualquier día, no tenía inconveniente en pagar un poco más por quitarse el marrón de encima.

La consecuencia fue que todos los demás comercios igualaron el precio.

A continuación los chinos respondieron subiendo el precio 5 céntimos de nada. Naturalmente todos los comerciantes españoles igualaron el órdago.

Mientras más de un padre viendo que por un miserable sobre de seis cromos pagaba casi 300 pesetas de las de antes empezaban a convencer a sus vástagos que dejaran tan onerosa colección.

De repente un domingo los chinos bajan el precio a 50 céntimos y colocan en los escaparates carteles con el nuevo precio.

Como todavía hace buen tiempo y la gente tiene costumbre de pasear los domingos, la gente ve el cartel y las colecciones se reinician.

Evidentemente los chinos se han llevado toda la demanda y los demás vendedores de cromos se los deben estar regalando a sus hijos para que hagan sus colecciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada