La Sentencia.

Hay que ir adelante, avanzar. Cuando te encuentres un traidor llámale traidor. Cuando te encuentres un ladrón, llámale ladrón. Cuando te encuentres un cobarde, llámale cobarde. Siempre adelante, hasta encontrar el sepulcro del hombre que nos va a rescatar en los luceros. Miguel de Unamuno.

sábado, 2 de octubre de 2010

Opinaba no hace mucho un compañero del trabajo, que la inmensa mayoría de la inmigración que llega a España está compuesto por lo más emprendedor y valiente de cada país de origen.

Se basaba para tal afirmación en que por muy pobre y agobiado que estés en tu país, no hay más remedio que echarle un par de bemoles para meterte en una patera, patearte un desierto, irte a otro continente y/o aprenderte otro idioma para hacerte con un futuro un pelín mejor y con pocas garantías de éxito.

No le faltaba parte de razón, pero pienso que si los menos emprendedores y valientes son los que se han quedado en Ecuador, y éstos no han dudado en gasear y secuestrar a su presidente por una bajada de salarios mientras que los funcionarios de aquí se han limitado a una huelga del cuerpo con escaso seguimiento y una huelga general posterior con menor seguimiento aún ¿Qué sucederá cuando a los inmigrantes de aquí alguien se atreva a bajarles el sueldo?

¡Nos echaran al mar a gorrazos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada